miércoles, 17 de julio de 2013

Khaled Hosseini, el creador de conmovedoras vidas en Afganistán

La historia de Afganistán durante las últimas décadas ha sido uno de los episodios más crueles y oscuros que sus habitantes puedan recordar. La invasión soviética, el posterior dominio talibán y la acción militar estadounidense a raíz de los ataques a las Torres Gemelas, convirtieron el país de nacimiento del autor, Khaled Hosseini, en las cenizas de lo que fue algún día. Poco podían imaginar Amir y su inseparable amigo Hassan, que el Kabul que ellos disfrutaban cuando se sentaban el uno frente al otro en un par de ramas altas, con los pies desnudos colgando y los bolsillos de los pantalones llenos de moras secas y de nueces, el de los paseos por los bazares con olor a rancio del barrio de Shar-e-nau donde se gastaban la paga de diez afganis en Coca-Cola fría y helado de agua de rosas cubierto de pistachos crujientes, y el de los inviernos que significaban el final del curso escolar y el periodo de jugar a las cartas con Hassan junto a la estufa, de películas rusas gratuitas  los martes por la mañana en el Cinema Park,  del dulce qurma de nabos con arroz y el tiempo de volar las cometas, tenía los días contados.  En poco tiempo Kabul se llenaría de soldados rusos patrullando por las aceras, de tanques circulando arriba y abajo por las calles de la ciudad, de cascotes, de toques de queda..

Khaled Hosseini nos explica todo eso y mucho más en Cometas en el cielo. Es un relato sobre la fragilidad de la felicidad y sobre las tradiciones afganas. . Pero sobretodo es la historia de dos padres y de dos hijos, de la amistad y la fidelidad, y también de la culpa y traición.



La siguiente novela de este  escritor instalado en Estados Unidos y retirado de la medicina es Mil soles espléndidos, otro libro que tampoco podéis dejar de leer.  Si el primer libro cuenta la historia de dos niños, en este caso conoceremos la historia de Mariam y Laila. La primera, criada con su madre hasta los quince años, momento que en su padre la envía a Kabul a casarse con un viejo zapatero treinta años mayor que ella. Años después, el zapatero encuentra por las calles de la ciudad a Laia, una joven de quince años sin hogar y la invita a vivir a su casa. A partir de aquí las dos mujeres forjarán un vínculo muy especial, indestructible, a partir de la rabia, el sufrimiento y el desconsuelo de la realidad que les ha tocado vivir, dentro y fuera de las paredes de su casa. Pero, igual que ocurre en Cometas en el cielo, también es una historia de amistad, de amor y de supervivencia.


Y ahora a esperar la siguiente novela de este aclamado escritor, que describe historias como las que os he contado con una sensibilidad y una emoción fuera de lo común.  Y las montañas hablaron llegará a nuestras librerías a finales de este año.  No me lo pienso perder.. y vosotros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada