domingo, 3 de noviembre de 2013

Búscame donde nacen los dragos, de Emma Lira

Emma Lira cuenta en su página web http://emmalira.es/ que  aprendió a contar historias antes que a leer. Y en cuanto supo plasmarlas en palabras, decidió que quería pasar el resto de su vida escribiendo. Y eso hizo. Primero estudió periodismo y ejerció en algún periódico local, pero un viaje a Sudáfrica le hizo descubrir la existencia de vidas y realidades paralelas y decidió dos cosas: quería viajar y descubrir todo lo que pudiera y quería trabajar para ella misma. Entonces se dedicó a los reportajes de viajes y aventuras. Hasta que llegó la crisis. Se acabaron el trabajo, el dinero y los viajes, y eso mismo fue lo que la animó a escribir su primera novela: Búscame donde nacen los dragos.



La autora nos narra la historia de Marina, periodista (como ella) que huye a Tenerife después de una ruptura sentimental y deja atrás Madrid, su familia, sus amigos y todo lo que le recuerda mínimamente a su antigua vida.  Una vez en la isla, se instala en una finca donde cuarenta años atrás tuvo lugar un hallazgo arqueológico asombroso.  Cuando  Ángel, el dueño del hotel rural donde se aloja, le enseña una calavera que extraoficialmente guarda en su casa, Marina decide ir más allá e investigar la historia de esa mujer.  Lo que ella no se imagina es que está a punto de desvelar uno de los secretos mejor guardados de los guanches, la población local de las Islas Canarias antes de la llegada de los españoles.

Un libro muy bien escrito (me encantan los guiños al maestro Sabina sobre todo al principio de la novela) y muy bien documentado. Reconozco que no conocía nada sobre la historia de los guanches, su cultura y sus costumbres, y me ha resultado apasionante. Sólo tengo un pero: creo que la relación con Nacho, un ingeniero madrileño que trabaja en la finca y del que se enamora  Marina, es bastante superficial. Me hubiera gustado que esa historia tuviera un poco más de fuerza.

Si queréis saber algo más sobre los guanches y sobre una mujer que necesita encontrarse a sí misma, no os perdáis Búscame donde nacen los dragos.


Que la semana que ahora empieza venga cargadita de cosas buenas para todos… ¡yo sé que sí!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada