viernes, 30 de agosto de 2013

EL ABUELO QUE SALTÓ POR LA VENTANA Y SE LARGÓ, de Jonas Jonasson

Hace unos meses os comentaba que me había enamorado de un libro incluso antes de leerlo, Pa amb xocolata, de Teresa Roig. Pues bien, en esta ocasión ha sido el título de la novela lo primero que me ha atraído del libro que os propongo hoy. El abuelo que saltó por la ventana y se largó (L’avi de 100 anys que es va escapar per la finestra, en la edición catalana) tiene un título que no pasa desapercibido.  Y os aseguro que la historia tampoco tiene nada de corriente.  El mismo día que  cumple 100 años y momentos antes de su fiesta de cumpleaños, Allan decide escaparse por la ventana del geriátrico.  Así empieza la historia de este abuelo un tanto especial.  Con muchas dificultades (¡tiene 100 años!! Imaginaos la situación..) llega a la estación de autobuses del pueblo y pide un billete a cualquier sitio que pueda pagar con el poco dinero que lleva en el bolsillo.  A partir de aquí, Allan vivirá una serie de despropósitos increíbles y divertidísimos (con asesinatos, robos y demás incluidos) que nos mantendrán en vilo durante todo el libro. Hay otros hilos narrativos paralelos, la explicación de la propia vida de Allan y la situación mundial durante el siglo XX. En un momento de la historia el protagonista llega a salvar al mismísimo Franco  (por una paella), pone de los nervios a Stalin, etc.

Una novela divertidísima de un autor sueco, Jonas Jonasson, periodista y productor de televisión retirado que ahora se dedica a escribir libros en una pequeña isla del mar Báltico. Y nosotros que pensábamos que en Suecia solo se escribía novela negra y que todos los escritores tenían un apellido parecido a Larsson…

P.d. A propósito de títulos interesantes, no os perdáis tampoco El monje que vendió su ferrari, de Robin S. Sharma, una fábula espiritual de esas que no dejan indiferente a nadie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada